• Emma Téllez

Arte subversivo


Hace poco encontré una página que me llamó mucho la atención, es la página Art Derivatives. Esta página responde a todo un proyecto realizado por el artista Paolo Cirio. En esta página se explica el porqué del interesante proyecto y es que se trata nada más y nada menos de todo un acto subversivo, “un acto de provocación ante el mercado secundario del arte” (Paolo, s.f.) ante la figura intermediaria de las galerías de arte y casas de subastas que participan en una especulación financiera.


El proyecto de Cirio comenzó cuando se apropió de Sotheby's (una famosa casa de subastas) al adquirir más de 100.000 registros de subastas de los últimos 10 años. En la página, Art Derivatives se pueden encontrar las imágenes y los datos de Sotheby's que Paolo tomó. “Estas obras de arte compuestas por Cirio superponen los precios de subasta en las imágenes de las obras de arte originales y se venden como derivados financieros por una fracción de los valores establecidos en las subastas para apostar contra sus precios futuros” (Paolo, s.f.). La idea principal de este proyecto es la facilidad con la que las personas pueden adquirir estas obras de arte a bajo costo en forma de imágenes digitales que se pueden compartir libremente en línea, imprimir y almacenar como inversión.


Lo que llamó mi atención en un primer momento de esta página fue el nombre, sobre todo por el término Derivatives, pues me pregunté si tendría relación alguna con los instrumentos derivados de los mercados financieros. Al ir leyendo sobre el proyecto me di cuenta de que sí, y justamente es el porqué el nombre, pues precisamente estas imágenes mostradas en la página de Internet se comportan como un derivado financiero. Un derivado es un activo cuyo valor se deriva del de algún otro activo al que se le llama activo subyacente, esto con el objetivo de prevenir las posibles variaciones al alza o a la baja del precio que se genere sobre este producto. En el caso del proyecto, las obras de arte derivadas pueden aumentar su valor y ser revendidas a un precio más alto a través del contrato de venta de Cirio que ha sido diseñado específicamente para estas obras.


Gracias a la ingeniería financiera, al generar soluciones creativas e innovadoras a problemas prácticos de las finanzas, los mercados financieros se han ido transformando y ampliando poco a poco. Una de esas ampliaciones es el mercado de derivados donde el activo principal es justamente, los derivados. Estos productos son utilizados principalmente por tres motivos: especulación, arbitraje y cobertura ante el riesgo. Dentro de la gama de productos derivados están los futuros, opciones, swaps, forwards, entre otras. Uno de los usos más frecuentes de los derivados es para la compraventa de materias primas también llamadas commodities entre los que destacan los energéticos, metales, productos agrícolas, y muchos otros más.


Resulta interesante que al ir investigando más sobre el trabajo de Cirio llegué al blog de Pau Waelder, el cuál indaga mucho más sobre otro proyecto similar de este artista “cuyo trabajo se ha centrado en los últimos años en el análisis y subversión de los sistemas que rigen nuestra sociedad, ya sea el sistema económico, las grandes empresas que dominan Internet, las redes sociales o los medios de comunicación” (Pau, 2014) y sobre el modelo desarrollado por el artista: Art Commodities. Sí, justo como las commodities que se negocian en el mercado de derivados. Este modelo está basado principalmente en poder comprar obras de arte en formato de archivo digital sin limitación alguna, pero al mismo tiempo sólo puedan tener un único propietario. Para este último objetivo, Paolo utiliza contratos inteligentes creando el concepto de Objeto de Arte Digital Inteligente (Smart Digital Art Object).


Los contratos que Cirio utiliza “tienen la característica de ser observables por ambas partes, es decir que deben poder certificar que se cumplen los términos del mismo” (Pau, 2014) y para asegurar su funcionamiento y evitar el fraude, Cirio emplean protocolos de criptografía como PGP (Pretty Good Privacy), basado en el uso de una clave privada y una clave pública. “La clave privada es mantenida en secreto por el usuario, mientras que la clave pública es accesible a cualquier persona que desee codificar un mensaje para que sólo pueda sea leído por dicho usuario con su clave privada” (Pau, 2014).


Al paso del tiempo, las transformaciones dentro de los mercados financieros han sido empujadas por diversos motivos, entre ellos destaca el facilitar el intercambio de productos, el poder reducir el riesgo de la fluctuación de precios y, uno mucho más reciente, el ir eliminando poco a poco los intermediarios (como bancos y casas de bolsa) con el fin de agilizar los procesos y reducir los costos. De esto último, una de las últimas transformaciones que se han ido dando en los mercados financieros está la adopción de nuevas tecnologías como la de Blockchain o cadena de bloques (con la que se pueden hacer contratos inteligentes como en el modelo de Cirio), la criptografía y los activos virtuales. Estas últimas transformaciones, sobre todo los cripto activos, se han considerado toda una revolución que terminará por transformar al mercado financiero, han nacido como un acto subversivo.


Cada vez voy encontrando más similitudes entre los mercados financieros y el mercado del arte, esta vez la sorpresa fue encontrar el trabajo de Paolo, un arte subversivo, que a la vez es una paradoja muy bien construida pues él busca romper precisamente con el comportamiento financiero y especulativo del mercado del arte usando herramientas del mercado financiero que a su vez son transformaciones del propio mercado, el giro está en que va más allá de usar los conceptos de derivados, implementa la tecnología que también está transformando a los mercados financieros: la tecnología Blockchain.



Referencias


Paolo, C. (s.f.). Art Derivatives. Recuperado el 18 de 06 de 2020, de https://art-derivatives.com/


Pau, W. (08 de junio de 2014). Arte y cultura digital. Obtenido de https://arteyculturadigital.wordpress.com/2014/06/08/art-commodities-otro-mercado-del-arte-es-posible/