• Emma Téllez

Cultura en tiempos de pandemia



El año 2020 pasará a la historia como “un año perdido”. Estamos ante una situación crítica. Los estragos de la pandemia se comienzan a sentir en todos los lugares, niveles y actividades. Esta situación ha venido a transformar nuestra realidad y ha dado lugar a que nos replanteemos muchas cosas. Este suceso ha arrasado con nuestra vida cotidiana, la economía global y hasta la estabilidad emocional. Ha causado estragos en muchas actividades tanto económicas como sociales. Dentro de estas actividades, una muy afectada ha sida la actividad cultural, prácticamente está parada. Tenemos museos, cines, y teatros cerrados, conciertos, festivales y ferias suspendidos hasta nuevo aviso. Ante este panorama, ¿cómo se ha ayudado a este rubro?


En México, las actividades culturales se han visto muy afectadas. David Marcial, en su artículo publicado en El país, comenta muy bien lo que ha ocurrido en nuestro país durante la pandemia y es que este suceso no ha hecho más que resaltar todas las carencias del sector cultural, siendo éste: “frágil, dependiente del Estado y centralista”.


El sector cultural, que muchas veces es relegado por la mala concepción de que no se puede comparar con la actividad de otros sectores económicos, aporta ingresos y genera empleos, demostrando su influencia en el PIB:


“En 2018, últimos datos oficiales, las empresas culturales generaron algo más de 702.000 millones de pesos y casi 1,5 millones de puestos de trabajo. El sector representa más del 3% del PIB, muy cerca de la aportación de, por ejemplo, el sector agropecuario. Pese a su notable peso económico, la pandemia ha desnudado las fragilidades de un mercado muy dependiente del Estado y los recursos públicos, además de atravesado por el proverbial centralismo de México” (David, 2020).


A pesar de ello, durante este caótico escenario, el sector cultural ha atravesado por recortes presupuestarios, incluyendo el decreto al recorte al presupuesto operativo del 75% de todas las instituciones federales, y la posibilidad de haber podido deshabilitar fondos de apoyo para la industria cinematográfica.


Ante este panorama desolador, y la pandemia que no da señales de disminuir, está latente el riesgo de que desaparezcan desde museos, librerías, empresas y proyectos culturales. Cabe señalar que, después de París, la Ciudad de México es la segunda ciudad con más museos del mundo. En total, México cuenta con 1, 395 museos distribuidos en todo su territorio, de los cuales, 160 están dentro de la capital (Secretaría de Cultura, 2020). Este punto lleva a reflexionar también el centralismo que existe de los espacios culturales en el centro del país.


Otro sector muy afectado ha sido el del del libro. Estamos ante “una industria frágil excesivamente dependiente del dinero público, volcada en los libros subvencionados, sin músculo exportador ni incentivos para la inversión privada, pese al lanzamiento este año por parte del Gobierno de Efilibro, un fondo de ayuda fiscal similar al de otros sectores como el cine o el arte” (David, 2020).


Entonces, ¿qué está ocurriendo? ¿hay apoyo o no? ¿es suficiente? La respuesta es obvia. “Esta crisis viene a evidenciar o magnificar una situación que ya lleva tiempo. Arrastramos desde 2017 una problemática de bajada de inversiones en mantenimiento e infraestructura. No hay instalaciones de equipamiento para resguardar obra” (David, 2020). Esta situación pone sobre la mesa la reflexión necesaria e inminente del papel del Estado en cuanto apoyo y soluciones al sector cultural. Ya a estas alturas de las circunstancias ya no podemos esperar que se solucionen las problemáticas desde arriba, si nos quedamos esperando, ese panorama desolador se convertirá en una realidad. “Desde la conformación del Estado moderno mexicano, el modelo del aparato cultural ha estado marcado por la intervención directa del sector público, inspirado, por ejemplo, en el modelo francés” (David, 2020). A pesar de ello, es posible buscar otra solución y romper esos lazos paternalistas que, en aras de ayudar, parece que traban el desarrollo cultural.


En contraste al panorama mexicano, en España la situación cultural se ha tomado con más seriedad. Las autoridades han beneficiado al sector cultural con acciones que van desde festivales de Teatro hasta iniciativas como la Acción Cultural Española que es una entidad pública dispuesta a impulsar, promocionar la cultura y el patrimonio español. “Pocas sociedades como la española poseen una cultura tan cercana a la realidad contemporánea y a la vez tan profundamente arraigada en la historia y la tradición popular” (Celestino, 2020).


Pero entonces, ¿qué alternativa puede haber para dejar de depender de las migajas del gobierno? La UNESCO en 2013 lanzó el Fondo Internacional para la Diversidad Cultural (FIDC), el cual ha apoyado a las industrias culturales y creativas pues reconocen que pueden ser una importante fuente de empleo y, por tanto, pueden contribuir a la inclusión social. La UNESCO reconoce también que. “si los responsables públicos tienen la oportunidad de fortalecer sus capacidades y reciben el apoyo necesario para establecer sistemas de cooperación, podrán fortalecer y aplicar las políticas públicas y las medidas necesarias para apoyar a la creatividad y la cultura” (Fondo Internacional para la diversidad cultural, 2013).


El FIDC ha logrado fortalecer las capacidades de los emprendedores culturales a través del apoyo al desarrollo de sus negocios; ha promovido la participación e igualitaria de individuos y grupos sociales en actividades culturales y creativas; ha desarrollado, consolidado y aplicado políticas y estrategias a las necesidades de los sectores creativos.


Pero también existen alternativas privadas que han buscado impulsar el sector cultural. Entre ellos está el Fondo de Inversión Cultural creado por la empresa PRTicket y OPM Events, Inc. con el fin de apoyar con inversión inicial a artistas, empresas y entidades interesadas en producir eventos culturales en las artes escénicas. Este fondo busca apoyar la producción artística y cultural mediante alternativas de financiamiento creativo. Esto incluye inversión inicial para proyectos que identifiquen formas de repago.

Otra iniciativa es el fondo de inversión DINAMO, creado por la productora cinematográfica Dinamo. El objetivo de este fondo es generar apreciación de capital para inversionistas con horizonte de inversión de largo plazo usando un portafolio altamente diversificado, buscando con ello obtener rendimientos atractivos. Las inversiones de DINAMO podrán llevarse a cabo en cualquier clase de activos, como: 1)instrumentos de deuda (tanto gubernamentales, bancarios y corporativos) en directo o a través de ETF's o Tracs (locales y/o internacionales); 2) instrumentos de renta variable (acciones, Tracs o ETF's y obligaciones) locales y/o internacionales; 3) instrumentos financieros derivados (futuros, forwards, swaps, warrants y notas estructuradas); 4) materias primas (commodities); 5) FIBRAS, tanto nacionales como internacionales, así como en depósitos a la vista en distintas monedas, todo esto siguiendo una estrategia de alta diversificación de cartera (Morning Star, s.f.).


Ante este pandémico panorama es momento de plantear alternativas para incentivar al sector cultural para que no tenga un trágico destino. Saber que hay soluciones más allá del Estado pueden ayudarnos a inspirarnos, ponernos creativos y buscar soluciones para levantar este sector que tanto da a la sociedad mexicana y del mundo.



Referencias


Acción Cultural Española. (s.f.). Obtenido de https://www.accioncultural.es/


Celestino, V. (23 de julio de 2020). Hoy. Recuperado el 2 de agosto de 2020, de https://www.hoy.es/merida/reyes-infantas-merida-20200722212818-nt.html


David, M. P. (08 de julio de 2020). El país. Recuperado el 31 de julio de 2020, de https://elpais.com/mexico/2020-07-09/la-pandemia-desnuda-las-carencias-del-sector-cultural-mexicano-fragil-dependiente-del-estado-y-centralista.html?ssm=TW_MX_CM


Fondo Internacional para la diversidad cultural. (2013). UNESCO. Recuperado el 3 de agosto de 2020, de https://en.unesco.org/creativity/sites/creativity/files/2013_brochure_n2_ifcd_es.pdf


Inversión cultural. (s.f.). Inversión cultural. Obtenido de http://www.inversioncultural.com/fondo-de-inversin-cultural


Morning Star. (s.f.). Obtenido de https://www.morningstar.com.mx/mx/funds/snapshot/snapshot.aspx?id=F00000TEVD


Secretaría de Cultura. (2020). Sistema de Información Cultural. Obtenido de https://sic.cultura.gob.mx/?table=museo&disciplina=&estado_id=9