• Jorge A. Rizo

La gestión cultural en tiempos de pandemia 1



Amo lo que es frágil, evanescente, único y carnal. Aprecio los seres y los lugares singulares, irremplazables las atmósferas vinculadas para siempre a situaciones y a momentos. Estoy persuadido que una parte capital de la moral consiste, simplemente, en aceptar estar en el mundo, en no huir, en estar ahí, para los otros y para uno mismo.
Pierre Levy

Desde hace años me dedico a la gestión cultural. Crear, desarrollar, gestionar y ejecutar proyectos, es lo que conforma mi corpus laboral cada día, hasta que, hace algunas semanas, las autoridades nos informaban que gran parte de las actividades se verían afectadas por la creciente amenaza de la pandemia. Hoy -a casi un mes del anuncio- la mayor parte de los eventos y recintos culturales continúan suspendidos hasta nuevo aviso. Ante estos acontecimientos, los gestores culturales nos vimos inmersos en un escenario sin precedentes para nuestra disciplina. Es, en este incierto panorama, que nos conviene reflexionar sobre el papel de la gestión cultural en medios digitales y las formas de apoyar a la gestión y la difusión cultural, desde nuestras trincheras.


Ante la contingencia sanitaria, se han visto mermados -de forma presencial- los eventos, los congresos, simposios, ferias, festivales y encuentros artísticos que resultaban idóneos para difundir el trabajo de los profesionales de la cultura. Ahora, el escenario ha cambiado. Las redes sociales, parecen ser las que se adueñan del contenido cultural, pero, ¿qué pasa con aquellos artistas increíblemente talentosos sin tanta popularidad, aquellos que no poseen números exorbitantes de seguidores e interacciones, aquellos que no cuentan con una gran cantidad de “amigos” en Facebook o no conocen a las personas adecuadas y por ende no logran llegar más allá de los 200 seguidores?, ¿Qué pasa con ellos/nosotros? ¿Cómo puedo realizar la gestión cultural desde el espacio virtual?


Una de las principales claves para la gestión cultural digital y en general de la virtualidad en sí, no es sufrirla, sino comprender cómo funcionan cada uno de los aspectos inherentes a ella, planificar el actuar a través de los senderos digitales y establecer elementos importantes establecer pautas de trabajo individual, pero sobre todo, trabajo en equipo; la gestión cultural encuentra la fuerza en el equipo, en la unión de las disciplinas para un fin, es la cooperación de todos, en pocas palabras, es remar hacia la misma dirección.


Para Artistas:


Lo más importante para un artista emergente, es sobre todo la planeación de sus objetivos, realizar acciones de valor y una de las más importantes es el networking.


¿Cómo empezar esto? Elaborando estrategias para conocer personas que tengan temas de interés similares o que nos puedan ayudar, con una orientación, asesoría o consejo. Aquí te presento algunos consejos.


  • Contáctalo, no tengas miedo de enviarle un mensaje, diciendo que su contenido, filosofía, obra o plataforma te parece interesante, hazle saber que eres seguidor de su trabajo, pero al mismo tiempo, déjale saber que estás dispuesto en apoyarlo para que los dos, si, los dos, crezcan juntos y amplíen sus redes.

  • Invítalo a que se reúna contigo virtualmente, pero no más de 30 minutos. Las personas valoran su tiempo y que no se los hagan perder. La puntualidad y respetar los tiempos de otros, da una imagen excelente en el gremio cultural.

  • Hazle una entrevista y escribe un artículo sobre su trabajo. Esto te permitirá hacer preguntas certeras y al mismo tiempo, puede llegar a formar un vínculo, sobre todo, estar presente en la mente de las personas es de lo más importante.

  • Busca canales de difusión: promotoras culturales, asociaciones civiles y cualquier grupo o colectivo cuyo objetivo sea el de apoyar a los diversos artistas emergentes. Estos espacios, regularmente tienen sectores muy especializados que siguen su trabajo y tienen muchos contactos que pueden ser de utilidad en el futuro, comparte tu obra, etiquétalos en las publicaciones, hazles saber que los tienes presentes, para que ellos, hagan lo mismo contigo.

  • No dejes que los artistas con miles e incluso millones de seguidores, te intimiden, tú, como artista, tienes tu propio valor. Utiliza esa propuesta de valor para crear contenidos que se mantengan presentes en la mente de tus seguidores/potenciales compradores.

  • No copies, reinterpreta. Todos sabemos que no hay nada nuevo bajo el sol. Busca las corrientes artísticas que están “de moda” y adáptalas a tu propio estilo, esto te ayudará a concentrar clientes potenciales que gusten de uno u otro.

  • Busca asesoría para exposiciones, en el mundo del arte, la gestión de exposiciones es uno de los servicios más importantes, acércate con las plataformas que se prestan a ello y pídeles que te ayuden.

Sabemos que existen muchísimos consejos más para que un artista pueda aprovechar al máximo la gestión cultural virtual, pero estos, son los que en mi experiencia funcionan de la mejor manera. Intenta incorporarlos a tu trabajo y cuéntame cómo te fue.


Espera la segunda parte, especializada en gestores culturales.